Los valores del deporte nacen en la cantera

Queremos “lanzar” esta reflexión al aire, mostrándoos parte del trabajo de una profesional con la que compartimos punto de vista… 

María es policromática, multifunción, y ante todo, enfoca, dispara y captura.

Sin filtros, a contraluz o en exposición directa, viene con flash incorporado, gran resolución y la sensibilidad necesaria.

Del collage de su trayectoria vital, hoy nos interesamos por una de sus facetas: La fotografía y su estrecha vinculación con el deporte.

María, que abraza la máxima que define una foto como la materialización de un momento único e irrepetible, desde que hace una década finalizó su formación en Imagen y Sonido en Zaragoza, la fotografía se convirtió en su máxima pasión, casi un modo de entender la vida. Rápidamente se integró en el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Zaragoza, para poco tiempo después, orientar el objetivo de su cámara hacia la fotografía deportiva.

En 2007 pasó a formar parte de la redacción del desaparecido y añorado diario deportivo Equipo donde se encargó de poner imágenes a la crónica del fútbol base aragonés recorriendo los distintos campos autonómicos y municipales, hasta llegar a cubrir el día a día del Real Zaragoza en la Romareda.

En aquellos años, amante también de los reportajes individuales, por el visor de su cámara desfilaron diversos protagonistas del deporte aragonés de todo tipo de disciplinas: fútbol, baloncesto, balonmano, atletismo, hockey sobre hielo, patinaje, esgrima, natación, y un largo etc. Igualmente, colaboró con el diario Afición o el Periódico de Aragón sin abandonar nunca  su naturaleza docente, especialmente en cursos orientados a niños y a adolescentes en Casas de Juventud. Quizá esté ahí el germen de su giro actual. En estos momentos, María dirige su objetivo hacia el deporte de cantera. Donde se nutren las élites. Donde muchos empiezan y muy pocos son los elegidos. Donde se expresa la esencia del esfuerzo y el sacrificio, alimentado de sueños inocentes.

 “Actualmente mi relación es de cercanía tanto con clubes como con los jugadores y sus padres. Con diferencia donde más disfruto es trabajando con el deporte de cantera, especialmente al compartir la emoción de los chavales viendo el resultado de los reportajes personalizados. Se sienten como sus ídolos al verse fotografiados igual que sus referentes.”

“Este tipo de fotografía me gusta porque capta momentos únicos donde la espontaneidad y la naturalidad se anteponen al posado y la artificialidad, que esconden el alma y la esencia de la sana competición deportiva.”

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *