Pensando en el mañana. Hoy con Miquel Feliu

Tras unas merecidas vacaciones, en Game On retomamos la actividad con el inicio de una temporada muy importante… Para ello, en esta ocasión hemos entrevistado a Miki Feliu (Miquel Feliu Badal. Manresa, 17 de mayo de 1985), jugador de baloncesto profesional que nos ha regalado unas respuestas realmente interesantes acerca del presente y futuro del deportista profesional, dentro y fuera de la cancha. ¡No os la perdáis!

699-feliuportada

¿Consideras que es posible compatibilizar cualquier carrera con cualquier competición profesional o crees que hay carreras y deportes a los que tienes que dedicarte en exclusiva?

Las carreras que precisan de asignaturas prácticas son bajo mi punto de vista, imposibles de compaginar. Queriendo hacer ambas cosas a veces, no se hace bien al 100% ninguna de las dos.

¿Cuándo fuiste consciente de que no iba a ser un camino fácil compaginar deporte y estudios?

Cuando estaba en la carrera de fisioterapia, me di cuenta que era realmente muy complicado ya no compaginar ambas cosas sino aprender realmente de la carrera.

¿Hubiera sido útil alguien que te asesorase en estos temas?

Sin duda. Una figura que pudiera haberme orientarme más hubiese sido de gran ayuda.

¿Has conseguido compatibilizarlo o te has dedicado íntegramente a la práctica de tu deporte?

De momento puedo compaginarlo porque estoy estudiando el grado de psicología por la UOC.

¿Qué dificultades has encontrado para conseguirlo?

El hecho de no tener un tutor físico que pueda resolverte dudas en el mismo instante que se te plantean o el hecho de muchas veces tener que ser autodidacta son dificultades que te vas encontrando.

¿Quién te animó? Familia, club, entrenador, amigos, otros… ¿Alguien te dijo que no merecía la pena el esfuerzo de compatibilizarlo?

Nadie en especial. Siempre tuve claro por la educación que he recibido de mis padres que tenía que estudiar. Supongo que fue un cúmulo de cosas, encontrar una carrera que me motivara y alguna cosa que me hiciese darme cuenta que no debía demorar más mi decisión de empezar.

¿Qué harías diferente si empezases ahora?, ¿Qué consejo le darías a alguien que empieza ahora…?

Empezaría ya desde los 18 años. El tiempo pasa muy rápido y creo que cuando más pospones el hecho de estudiar, cuanto más largo es el intervalo de tiempo en que el dejas el hábito de estudiar, más cuesta cuando quieres empezar de nuevo.

¿Qué crees que es lo más duro que debe de afrontar un deportista profesional en su carrera?

Es una pregunta muy personal, cada persona te diría una cosa distinta, pero por mi parte creo que el hecho que más miedo me da es pensar en el día que ya no juegue a nivel profesional. Espero encontrar retos que sigan motivándome y me llenen, porque sino estoy convencido que lo pasaré realmente mal.

¿Crees que es importante hacer algo más allá del deporte durante la etapa profesional en activo? El qué?

Sí, sin duda. El día es muy largo y hay tiempo para todo. Sea cualquier cosa que te motive, no tiene por que ser una carrera, puede ser un curso, un ciclo,… Algo que te genere ilusión y tengas ganas de empezar. Nadie garantiza que con una carrera cuando dejes de jugar tengas un trabajo, así que no tienen por que ser estudios universitarios.

A lo largo de una carrera deportiva, los baches son inevitables. ¿Qué papel crees que juegan en esos momentos la madurez, la educación o una buena formación?

Un papel crucial. En mi caso, éste es otro aspecto en el que hubiese deseado tener más orientación y creo que muchos deportistas deberían. He recibido una educación excelente pero eso no implica que sepas manejar situaciones difíciles cuando se presentan. Y creo que la madurez te la da el tiempo o las experiencias que hayas vivido y cómo las hayas vivido. Por lo tanto cuando se presentan y no estas lo suficientemente listo para afrontarlas, tener una figura que pueda orientarte me hubiese sido de gran ayuda.

¿Has pensado alguna vez qué harás cuando te retires? O, si ya ha sucedido, antes de retirarte, ¿pensaste alguna vez qué harías después?

Sí, desde hace un par de años me planteo que será de mi cuando deje de jugar. La suerte de esta incertidumbre que a veces me devora por dentro es pensar que creo que soy lo suficientemente espabilado como para encontrar mi camino después del deporte. Y por eso en parte me estoy formando, para ir encauzando mi camino y preparándome para cuando llegue el día de dejarlo, estar listo.

Hoy en día, los deportistas empiezan a entender la importancia de construir una marca personal propia. ¿Crees que las redes sociales pueden ayudar a ello? ¿Las consideras necesarias? ¿Cómo las empleas tú actualmente? ¿Consideras necesaria formación en este campo?

Totalmente necesarias. La gestión de las redes sociales, lo que se comparte, cómo se comparte y cómo se interactúa con el resto esta a la orden del día y es inevitable resistirse al cambio. Creo que una buena gestión de las redes sociales ayuda positivamente a crear redes de contactos de con gente que puede ser de gran ayuda en el futuro.

¿Qué valores o habilidades crees que un deportista profesional puede aportar al mundo de la empresa?

Ante todo, trabajo en equipo (en mi caso al pertenecer a un deporte de equipo), liderazgo, gestión de distintos roles, cooperación, altruismo, solidaridad. En un equipo dentro de una empresa, igual que en el deporte, cada uno desarrolla una función determinada y debe cumplir con ella. El hecho de experimentar eso cada día con el deporte, creo que da una ventaja sobre aquél o aquella que jamás ha tenido que trabajar dentro grupo. La gestión de los conflictos que de ello se derivan creo que es más fácil para alguien que lleva mucho tiempo trabajando de esta manera.

A lo largo de su carrera, los deportistas de élite presenta distintas características comunes. Una de ellas, es que puede llegar a ganar bastante dinero en un corto periodo de tiempo. ¿Te han propuesto inversiones o proyectos poco transparentes o sospechosos en cuanto a garantías de rentabilidad? ¿Has sentido que te han intentado engañar alguna vez?

Por suerte o por desgracia, no he ganado tanto dinero como para que alguien se interesase en mi capital para invertir en algo, así que no he tenido propuestas sospechosas.

Ante situaciones de este tipo o similares, ¿cómo actúas? ¿Te asesora alguien o te has formado en estos temas?

No he vivido la situación, pero evidentemente me asesoraría si se diera el caso.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *